Happy ¿Qué hace una chica como tú en un mundo como éste?

Poppy es despreocupada, divertida, graciosa y optimista, una combinación rara hoy en día en una ciudad como Londres que va siempre de prisa, milimetrando el tiempo, donde sus habitantes suelen preocuparse por todo menos por el que está delante (quien haya visitado Londres sabe a lo que me refiero). En este cuadro tan adverso aparece nuestra protagonista (interpretada por Sally Hawkins), una profesora de niños con un espíritu alegre que se toma su tiempo para entrar en una librería y ojear algún libro, que se atreve a ir a clases de flamenco (sin duda la parte más divertida de la película) o que se da el lujo de no enfadarse cuando le roban la bicicleta, convirtiendo el robo en una motivación para sacarse el carné de conducir.

Clases de flamencoLa historia, lejos de tener una trama, es una fotografía de una forma de vida (la de Poppy) enfrentada a visiones mucho más estrictas de lo que debe ser una mujer o un hombre adulto en la sociedad.  Por un lado está el instructor de conducir, un malhumorado hombre que no entiende por qué Poppy siempre sonríe y por otro lado está la hermana menor de Poppy, una joven casada y embarazada con una hipoteca que intenta convencerse de que éste es el verdadero camino de la felicidad y sin embargo se trasluce debajo de esa casa con jardín y ese marido que la quiere, una insatisfacción total de su vida.

Mike Leigh con Happy no nos presenta una historia aristotélica con inicio, nudo y desenlace, ni tampoco pretende hacerlo, sino que nos regala una cinta que nos hace reír y reflexionar sobre lo que nos hace felices de verdad en el día a día y lo que se supone debemos hacer (casarnos, tener hijos, ganar mucho dinero, hipotecarnos, etc) para serlo y que por el contrario puede que no nos aporte nada. Una película divertida y original que deja a los espectadores pensando que ser feliz es más una actitud que un estado al cual se llega superando obstáculos. Una película nominada para el “Oso de Oro” y por la cual se llevó Sally Hawkins el “Oso de Plata” de 2008 a la mejor actriz en el Festival Internacional de Berlín (Internationale Filmfestspiele Berlin).

Mike y Sally  durante el rodaje

Mike y Sally durante el rodaje

Director: Mike Leigh (2008)

Sally Hawkins es Pauline (Poppy) Cross

Eddie Marsan es Scott (profesor de conducir)

Alexis Zegerman es Zoe (Compañera de piso de Poppy)

Kate O’Flynn  es Suzy Cross (hermana de Poppy)

Samuel Roukin es Tim

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s